Loading...

Hazte un maestro del viento

Dominar el poder de la naturaleza para deslizarse sobre el agua y volar por el cielo es algo que el kitesurf puede brindarle. Atrévete a practicar este deporte de riesgo controlado durante las vacaciones.

LEANDRO DICKSON LÓPEZ. FOTO: JESÚS RAFAEL ESPAÑA |  17 DE JULIO DE 2016

Cuando Christian Valentine y Murray Sampson pisaron Venezuela en 1999, provenientes de Inglaterra, no pensaron que encontrarían un paraíso en el que sol, viento y mar se conjugarían a la perfección para crear un universo espectacular de condiciones idóneas para la práctica de una disciplina deportiva que permite a sus integrantes estar entre el agua y el cielo: el kitesurf .

En este deporte acuático podrás valerte del poder del viento con un cometa (kite) que irá sujetado a tu cuerpo mediante un arnés y, apelando a una tabla de fibra de vidrio (wakeboard), podrás navegar sobre el agua y experimentar la sensación de grandeza y libertad que da la práctica de los deportes de aventura.

Aunque esta especialidad es considerada un deporte extremo o de riesgo controlado, por desarrollarse en un medio cambiante e impredecible como lo es la naturaleza, convertirse en kitesurfista puede ser un objetivo que podrías plantearte en estas vacaciones, ya que en Venezuela se cuenta con las condiciones, escuelas de calidad e instructores certificados que podrían convertirte a ti y a los pequeños de la casa en todo un maestro del viento. Aquí te contamos cómo.

Lo primero es escoger el spot, que en el dialecto surfista significa el lugar ideal para la práctica de kitesurf, windsurf o surf. Es en este momento cuando te darás cuenta de que los venezolanos fueron bendecidos por tener el país con las condiciones meteorológicas ideales para realizar estas actividades, comenzando por tener una de las mejores playas reconocida mundialmente: El Yaque.

Ubicada en la Isla de Margarita, playa El Yaque es famosa por su gran infraestructura para la práctica de kitesurf y windsurf. Más de siete escuelas certificadas por la IKO (Organización Internacional de Kitesurf) hacen vida en el lugar para brindar la mejor enseñanza.

Además, las condiciones de viento constante, que oscilan entre los 13 y 30 nudos (medida de navegación equivalente a 1.852 metros por hora), son ideales para iniciar la aventura del aprendizaje y formar atletas de talla mundial, como lo son José “Gollito” Estredo, seis veces campeón mundial de windsurf, y Ricardo Campello, campeón mundial en tres ocasiones.

“Venezuela es un lugar magnífico porque la temporada de viento es todo el año y te permite navegar con olas, agua plana, viento fuerte y viento más tranquilo por diferentes sitios. Y lo mejor de todo es la gente, porque son muy amables”, comenta el italiano Erik Volpe, dos veces campeón mundial del KPWT (Kiteboard Pro Word Tour).

Muy cerca de El Yaque está el lugar donde Christian Valentine encontró “los mejores vientos del mundo”: Isla de Coche. Un spot privilegiado, con buenas condiciones de viento y aguas cristalinas que inspiran a volar. En esta pequeña extensión de tierra se encuentra Coche Kite Sport Center, la primera escuela de kitesurf de Venezuela, fundada en 2000 por Valentine, quien mantiene la iniciativa de seguir masificando el deporte.

“La gente piensa que el kitesurf es muy extremo, pero es algo sencillo. Con buenas instrucciones y seguridad, este deporte ecológico puede seguir evolucionando para que muchas personas formen parte de su buena vibra”, agrega Valentine.

Pero si te resulta complicado trasladarte hasta el estado Nueva Esparta, ¡no te preocupes! Hay otras opciones a pocas horas de casa para que no te quedes con las ganas de volar sobre el mar.

En el estado Falcón se encuentra el conocido “Paraíso del viento”: Adícora. En donde puedes aprender de la mano de escuelas como Ven a Kite, Adícora Kite o Ventus y disfrutar de Playa Sur o Playa Bonita, ubicada en la bahía de El Pico. Spots con viento entre 17 y 28 nudos, dependiendo de la época del año.

“En Adícora tenemos, aproximadamente, ocho meses de buen viento y en Margarita unos seis. Venezuela nos brinda la posibilidad de practicar todo el año este deporte sano, y además, promover el turismo en el país”, señala Hernán Arends, instructor y kitesurfista venezolano que ha competido en eventos nacionales e internacionales.

Cerca de Caracas se encuentra el Dique de Guataparo, ubicado en Valencia. Y a unas dos horas podrás llegar al Parque Recreacional Cumaripa, en Yaracuy, que a pesar de ser un buen spot de agua dulce para la práctica de windsurf, se le podría sacar un mejor provecho para el kitesurf si se contara con una infraestructura apropiada.

Para los que prefieran ver el cielo del oriente del país adornados con cometas, las playas Cangrejo, Lido y Doral, en Puerto La Cruz, son una excelente opción para los amantes de la adrenalina. En Cumaná, también podrás encontrar escenarios magníficos como el de Playa San Luis.

Antes que todo debes saber nadar, porque aprender a dominar la fuerza del viento con un cometa y una tabla en el agua no será una tarea fácil. Recuerda que la naturaleza siempre buscará la manera de hacerte sentir pequeño. Pero no te intimides. Con inteligencia y perseverancia podrás lograr la grandeza de leer y descifrar este poder para usarlo a tu favor y llenar tu alma de satisfacción. “Una persona puede aprender los principios del kitesurf en ocho a 10 horas de clases y luego salir a navegar independientemente”, señala Marie-Lou “Liloo” Fourré, una franco-venezolana que hizo vida en el “Pueblo de campeones” y, además de representar los colores patrios en competencias internacionales, es instructora en Kitebording Club El Yaque. En cuanto a los implementos (tabla, arnés y kite), “Liloo” agrega que “pueden ser un poco costosos, pero si se cuida bien pueden durar entre tres y cuatro años. La inversión valdrá la pena”. Sin duda alguna es un buen tiempo para que puedas dominar este arte, tal como lo hizo Sophie Carache, quien, con 16 años, suma entre sus lauros el Campeonato Nacional de Kitesurf de 2014 y 2015.

“Desde hace tres años practico kitesurf. Me enamoró la libertad que uno tiene al hacerlo. A pesar de cualquier problema que tengas puedes ir a navegar y desconectarte. Es un deporte para todos, los niños pueden practicarlo, y de esta manera, seguiremos teniendo kitesurfistas venezolanos con gran futuro”, expresa la kiter de El Yaque.

En estas vacaciones no dudes en adentrarte en los deportes acuáticos. Cualquiera de ellos crea entre sus practicantes una filosofía de vida en la que sol, mar, olas y viento se convierten en el centro de un universo mágico que transmite sensaciones únicas al sentirte parte de una fuerza inmensamente superior a nosotros mismos.

@LeandroDickson

Fuente Estampa.com 

WE FLY BECAUSE WE HAVE WINGS

It doesn’t take much to change your life

Get in touch today and start making your dreams true.

CONTACT US!
BOOK NOW
2018-01-11T02:27:23+00:00